“Al ritmo de la chacarera”

Objetivo

Concientizar sobre las problemáticas de la región y la importancia de difundirlas para sensibilizar a la comunidad a través de un producto de aprendizaje auténtico.

Áreas de conocimiento

Biología, Matemática, Ciencias Sociales.

Desarrollo

En grupos deberán crear una FRASE QUE SINTETICE (slogan) las problemáticas de la región y difundir el slogan a través de una canción con ritmo de folclore (gato, chacarera, chamamé, tango) murga u otros.

Materiales

Pelucas, disfraces, maracas, micrófonos o lo que consideres necesario..

Dentro del aula

“El arte del ambiente”

Objetivo

Vincular al estudiante con las facetas poéticas, artísticas y musicales que la naturaleza puede inspirar en los hombres, de modo tal de concientizar que cuando algo toca tan fuertemente las fibras sensibles de una persona es porque esa temática ocupa un lugar importante en su espíritu y solo necesita ser revelado.

Áreas de conocimiento

Música, educación artística, literatura.

Desarrollo

Pedir a los estudiantes que se agrupen y que recopilen, busquen en internet, investiguen acerca de poesías, cuentos breves o canciones que hagan mención en alguna forma a la naturaleza y el ambiente.

Analizar todos juntos luego por qué creen que el ambiente y la naturaleza son fuente de inspiración para los artistas.

Con el análisis ya efectuado proponer a los estudiantes la realización de una obra de teatro o de un cuento vinculado la naturaleza de su región.

Dentro del aula

“El quebracho…padre del monte”

Objetivo

Interpretar la poesía en cada estrofa, logrando debatir el significado que quiso trasmitir el autor.

Áreas de conocimiento

Lengua.

Desarrollo

Leer la poesía en voz alta e identificar las metáforas del autor. Debatir en grupo el verdadero significado que quiso transmitir el autor.

Materiales

Fotocopias de la poesía “romance al quebracho” –alfonso nassif.

Para continuar trabajando: Revista de Vida Silvestre N° 117. Nota “Las palabras y los paisajes” Pág. 15

ROMANCE AL QUEBRACHO
de Alfonso Nassif

Quebracho… padre del monte,
hijo de la tierra mía,
vida de la flora nuestra…
¡Ay, cuánto vale tu vida!
Síntesis de una epopeya.
Soldado de mil vigilias.
Yo sé por qué los tambores
de las hachas no te olvidan.
El acero vegetal
que en tus entrañas palpita
está temblando con soles,
huracanes y codicias.
¡Oro rojo! ¡Sangre nuestra!
¡Sangre de mi tierra herida!
Orfebres manos morenas
te tallarán sus desdichas.
Manos que no son culpables,
hachas sin alma homicida.
Otro es el viento que lleva
la sangre, el sudor y el clima.
… Serás poste de alambrado
en tierras desconocidas
y habrá un sol reforestado
en la intemperie de astillas.
Hoy yo vengo a acariciarte,
verte de abajo hasta arriba
y descolgar las estrellas
que entre tus gajos titilan.
Épico castillo, triste
de hojas, garra, sombra y fibra…
Sabes que estás condenado
le has confesado a las brisas…
¡Épico baluarte insigne!
¡Vetusta atalaya lírica!
Sin ti se queda el paisaje
exánime y de rodillas.
¡Quebracho! Solio perenne
de las ricas fantasías.
Vida de una flora muerta,
¡Ay, cuánto vale tu vida!

Dentro del aula
© FUNDACIÓN VIDA SILVESTRE

Diseño y desarrollo: tribytes.com