Respuesta a: Foro 1er Clase: Concepto EA, acuerdos y diferencias

Volver al curso
#27364

Ailen
Participante

Según el material ofrecido, la definición de la educación ambiental ha ido evolucionando y esto se puede visualizar fácilmente en las diferentes definiciones que han surgido a lo largo del tiempo.

La Declaración de la Conferencia Intergubernamental de EA, Tiblisi 1977, y la Carta de Belgrado de 1975, la definen como un proceso permanente, un conjunto de elementos relacionados entre sí, llevado a cabo por medio de ciertas acciones con el objetivo de que los individuos como así también las comunidades: puedan aprender, les importe y sean conscientes del medio ambiente en el que viven; puedan tener una actitud correctiva basada en los conocimientos, compromiso, valores, motivaciones, destrezas y experiencia adquiridos, frente a los problemas ambientales, ya sean presentes o futuros. Es decir que no sólo toma una acción preventiva sino también una correctiva frente a los problemas ambientales.

A su vez, luego el Tratado de Educación Ambiental para Sociedades Sustentables y Responsabilidad Global, La EA después de Río 92, Agenda 21, establece que este aprendizaje se basa en el respeto a las diferentes formas de vida y ayuda a que la sociedad humana se transforme y sea justa con respecto a su entorno y no rompan con el equilibrio de la diversidad ecológica y sus relaciones entre las distintas especies.

Luego, Ministerio de Educación y Ciencia de España, en 1999, lo define como la acción reactiva a la crisis ambiental global. Esto quiere decir que se incorpora el conocimiento de que es un problema a nivel internacional.

Más tarde, el artículo 14 de la Ley General del Ambiente Nº 25.675 de 2002, en Argentina, establece que la educación ambiental es un instrumento como así también reúne las definiciones anteriores además de agregar el concepto de recursos naturales,  sostenibilidad y mejoramiento de la calidad de vida de las personas.

En el año 2006, el Proyecto de Ley Régimen para la implementación de la Educación Ambiental de la Cámara de Diputados de la Nación Argentina, suma a lo anterior que este proceso es planificado, habla ya del concepto de desarrollo, de un modelo de desarrollo humano, producción y consumo sustentables y del ambiente sano, equilibrado y apto para este desarrollo. El mismo año, el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, habla de la identificación de lo ambiental, de la comprensión de las relaciones anteriormente mencionadas como así sus consecuencias, para una participación activa y solidaria.

Como se puede ver, a medida que ha pasado el tiempo, han aparecido nuevos conceptos como acción correctiva y preventiva frente a un problema ambiental, con lo cual se reconoce la exististencia de dicho problema, el respeto hacia la diversidad ambiental, el equilibrio ecológico, una acción ya reactiva (lo cual implica reaccionar lo antes posible ante el problema), el desarrollo, la crisis ambiental como algo global, la mejora de la calidad de vida y un modelo de desarrollo humano que respeta al ambiente.

Todo lo mencionado anteriormente se puede relacionar con los enfoques de la educación ambiental. Acerbi y Bachmann (1999), en su origen, establecen que aparece el conservacionista, como si el ambiente, los recursos naturales y la naturaleza, lo estéticamente “bello” fuesen un museo, algo del que hay que protegerlo frente a la acción humana donde solamente se lo puede contemplar, respetar y conocer para valorar. Así como conocer sobre el avance del deterioro del medio, González Muñoz (1996), para valorarlo. El cual es criticado por los especialistas ya que no se lo puede relacionar en el plano social y los problemas ambientales.

Otros, como los provenientes de las ciencias naturales, la química y física, se plantan en mayor profundidad y buscan conocer sobre los problemas ambientales, donde es un pensamiento ecosistémico pero el cual no se relaciona tampoco con un análisis sobre las relaciones sociales, y se tratan de forma parcial los problemas perdiendo su eficacia. Si bien en este enfoque se puede ver el rol de la tecnología, no se puede llegar a una solución a estos problemas ambientales ya que la causa de estos es social, y al generar soluciones universales estas no se adaptan a realidad social o a su modelo de desarrollo.

Otro enfoque parte desde los valores con respecto al medio ambiente el cual se orienta a la condena moral, pero este, así como el anterior es parcial frente a la complejidad de los problemas ambientales. Además de este, se puede encontrar el periodístico, el cual se centra en la información que no es científica la cual no se puede considerar como única fuente. Y finalmente, se puede ver un enfoque interescalar sobre las cuestiones ambientales lo que puede dar a lugar a el deterioro de la integración de los conocimientos y conceptos, siendo dificultoso el estudio de las relaciones sociales.

En la Ciudad autónoma de Buenos Aires se encuentra la Ley Nro. 1687/05 de Educación Ambiental.