Respuesta a: 3er Clase EA – ¿Hay un límite al crecimiento?

Volver al curso
#32978

Lucas
Participante

En base a la bibliografía consultada y teniendo en cuenta mi crítica personal puedo enunciar lo siguiente:

A pesar de que en los últimos años a nivel mundial hubo una disminución notoria en el ritmo de crecimiento poblacional (un hecho observable en diversas estadísticas mundiales), considero que cometemos un gran error al pensar que el consumo de artículos de diversa índole ha bajado, debido a que las demandas por satisfacer las necesidades diarias, tanto tecnológicos como alimenticias, así como de los recursos energéticos necesarios para su prooducción, van en aumento constante para lograr cumplimentar con la creciente demanda del mercado internacional con fuertes ansias capitalistas, el cual no contempla la idea de una verdadera economía circular y/o la tendencia de reutilizar y reciclar diversos materiales.

Teniendo en cuenta lo desarrollado en: “Los límites del crecimiento: informe al Club de Roma sobre el predicamento de la Humanidad” Meadows, D.H.; Meadows, D.L.; Randers, J; Behrens, W. (1972), considero que es interesante destacar la siguiente frase: “las tendencias actuales de crecimiento de la población mundial, industrialización, contaminación ambiental, producción de alimentos y agotamiento de los recursos, el planeta alcanzará los límites de su crecimiento en los próximos 100 años”. Este artículo también plantea que “nada puede crecer en un mundo finito”, mencionando el concepto de un «límite dinámico», el cual se puede ser modificado por diversos factores, entre los que se puede mencionar la invención de nuevas tecnologías energéticamente más eficaces o por un cambio en los hábitos de producción-consumo a nivel socio-indistrial.

De seguir con la tendencia al crecimiento actual nos enfrentaremos a una situación crítica. Es impotante empezar a tomar conciencia acerca de nuestros modos de vida, disminuyendo de manera drástica la presión excesiva que se está desarrollando sobre los últimos reductos del medio natural. Se debe producir un cambio en la estructura socio-productiva, concientizando a las nuevas generaciones en lo referido al cuidado y la concientización del ambiente, incitando a que los jóvenes (y me incluyo) tomemos una participación mucho más activa en las problemáticas ambientales regionales y mundiales.

El rol que juega la educación en toda esta transformación es fundamental; el modelo enunciado menciona la capacidad que tienen las sociedades para generar una participación activa y competente de los individuos. Dentro de este marco la educación toma su rol clave en la búsqueda de repensar y discutir sobre el consumo y la exploración de los recursos. La transformación debe estar dada desde la discusión y la crítica constructiva, porque dando discursos y planteándonos interrogantes a futuro es como, de la mano de la ciencia, las sociedades pueden empezar a construir un mundo más viable para todos.