Respuesta a: 3er Clase EA – ¿Hay un límite al crecimiento?

Volver al curso
#28391

Alexia Yianina
Participante

Los datos de crecimiento de población, de consumo de energía por individuo, la enorme dependencia energética del petróleo, un recurso no renovable muy explotado, y la constatación de la influencia humana en el calentamiento global nos hacen visualizar un escenario de crisis energética.
Esta  sociedad tecnológica enraizada en la revolución industrial nos conduce al agotamiento de ese depósito gigantesco de energía solar acumulado a lo largo de 3 000 millones de años y a pagar las consecuencias en cuanto al desorden y a la contaminación ambiental, lo que nos sitúa delante de retos tan importantes como el cambio climático. Pero desde el punto de vista ético la situación todavía es más preocupante, ya que un 25% de la población mundial somos mucho más responsables, pues los países industrializados alcanza aproximadamente ¼ de la población mundial, pero consumimos un 75% de los recursos energéticos.
El consumo responsable de energía es una de las prácticas que ayudan al cuidado del entorno y a la conservación del medioambiente. Utilizamos energía en nuestro día a día, prácticamente para todo, en la oficina, en casa, en los colegios… Por ello es fundamental enseñar a los alumnos  cómo utilizar la energía de forma eficiente.
Transmitir a los niños este valor es responsabilidad de todos; sin embargo, es en su casa y en la escuela donde ellos deben empezar a ponerlo en práctica por sí mismos. No hay mejor forma de recordar estas “normas” básicas que llevarlas a cabo cada día en los lugares en los que más tiempo pasan.