Respuesta a: 3er Clase EA – ¿Hay un límite al crecimiento?

Volver al curso
#28281

Letizia
Participante

Buenas tardes a todxs.

Frente a la profunda pregunta si existe un límite al crecimiento, primero cabría indiagar a qué nos referimos con crecimiento como concepto, pues éste es polisémico. Si el crecimiento se entiende desde la idea de progreso económico, material, de riqueza, pues claramente hay un límite que es en primer lugar físico, es decir, que tiene que ver con el planeta que habitamos y la capacidad limitada de los procesos naturales. Ahora bien, también existe un límite ético, que tiene que ver con la conciencia de millones de personas en el mundo, respecto del necesario equilibrio de la humanidad con la naturaleza, del consumo responsable y austero, de la esencial protección de los derechos del planeta y de todos los seres que en ella habitan.

Entre las personas que tienen una conciencia ambiental, y que desarrollan acciones, tanto en su vida personal como en la comunitaria, en coherencia con esa conciencia, estamos los que desde hace algunas décadas venimos asumiendo nuestra responsabilidad sobre la devastación de la naturaleza y las sociedades que nuestro modo de vida capitalista, industrialista y consumista viene generando. Pero esta conciencia, nueva para muchos, es ancestral y la vienen pronunciando, con sus palabras y sus experiencias vitales, las comunidades originarias desde tiempos remotos. Ocurre que entre los procesos de la conquista, la colonización y la invisibilización posterior, sus voces no han sido suficientemente oídas. Y sin embargo han resistido, y siguen alertando sobre la necesidad de un cambio de paradigma hacia el Sumak Kawsay, es decir, el «pensar bien, sentir bien para hacer bien con el objetivo de conseguir la armonía con la comunidad, la familia, la naturaleza y el cosmos…considerando a las personas como un elemento de la Pachamama o Madre tierra (madre mundo). Así, a diferencia de otros paradigmas, el buen vivir moderno, inspirado en la tradición indígena, busca el equilibrio con la naturaleza en la satisfacción de las necesidades (tomar solo lo necesario con vocación para perdurar) sobre el mero crecimiento económico<span style=»color: #202122; font-family: sans-serif; font-size: 14px;»>» (Fuente:  Wikipedia, la enciclopedia libre – El concepto de sumak kawsai (buen vivir) y su correspondencia con el bien común de la humanidad (alainet.org – “Buen vivir, Sumak kawsay: una oportunidad para imaginar otros mundos” – Bing video)

Por cierto, es muy simbólica la coincidencia de la fecha del 1 de agosto como el Día del Exceso de la Tierra, fecha en la que los pueblos originarios de América celebran y agradecen a la Madre Tierra.

Para finalizar, y respecto del rol que juega la educación en la transformación de la realidad, considero que es una cuestión bastante extensa para debatir en pocas palabras. Pero para mencionar algunas cuestiones, considero que la educación TIENE EL POTENCIAL de transformar las conciencias en acción, como proclama el preámbulo de la Carta de la Tierra. Transformación solo posible si, parafraseando al  el texto de referencia, esos valores ambientales como el respeto, la austeridad, la responsabilidad, la solidaridad y la equidad son vistas como «cualidades estructurales» que se ENCARNEN EN LAS PERSONAS, INSTITUCIONES Y SOCIEDADES. Y para ello, nada mejor que la experiencia directa y la interrelación de los espacios educativos, formales o no, con la sabiduría de la experiencia de nuestros pueblos originarios, de quienes tenemos mucho por aprender.

 

Comparto por si no lo han visto, un corto animado de Steve Cutts muy impactante sobre la cuestión del consumismo y la destrucción del planeta.

Man (Animated Short Film by Steve Cutts) – YouTube

Saludos cordiales a todxs.