Respuesta a: Foro 1er Clase: Concepto EA, acuerdos y diferencias

Volver al curso
#28069

Letizia
Participante

Buenas tardes a todxs.

Respecto de la consigna vinculada a los acuerdos y diferencias sobre la Educación Ambiental, considero que son más los puntos en común que los aspectos diferenciados. Entre los acuerdos, encontramos la promoción de la conciencia acerca de la importancia del ambiente, la formación de valores, comportamientos y actitudes para la preservación del ambiente, la preservación ecológica y de los recursos naturales y la búsqueda de soluciones a los problemas ambientales mediante una participación ciudadana activa.

Una de las diferencias que pueden identificarse es que en algunas conceptualizaciones de la EA se habla de ciudadanos, en otras de habitantes o poblaciones, lo cual implica una concepción muy diferente en cuanto a los destinatarios y las posibilidades de participación activa y comprometida en la defensa de los derechos ambientales y las responsabilidades sobre un desarrollo sustentable y equilibrado social y ecológicamente. Creo que esta distinción no es menor, ni es casual, pues no es lo mismo apelar a la condición de ciudadanos, desde una perspectiva política, que a la de meros habitantes, individuos o pobladores.

Otro aspecto que evidencia diferencias en el concepto de EA es el vinculado a identificarlo como un PROCESO CONTINUO o un INSTRUMENTO. Claramente no es lo mismo conceptualizar a la educación ambiental como un proceso de aprendizaje continuo, a lo largo de la toda la vida, generador de experiencias de enseñanza y aprendizaje, que identificarla como un mero Instrumento o  herramienta para abordar estos temas.

Creo finalmente, que otra coincidencia que podemos identificar, lamentablemente, es que como ocurre frecuentemente, entre la ley y la realidad existe un distancia difícil de transitar. No se si en otros lugares ocurre lo mismo, pero en el caso de mi provincia lo escrito en las diversas leyes de protección ambiental y de educación no es más que letra muerta, pues salvo contadas experiencias educativas impulsadas por docentes comprometidos y tenaces, institucionalmente no hay una real promoción al desarrollo de esta educación y mucho menos a tomar en cuenta la opinión y saberes de la experiencia de los ciudadanos en las tomas de decisiones ambientales. En este sentido, no hay un mejor ejemplo que lo que está ocurriendo actualmente con la Audiencia Pública ambiental por el proyecto de la Autovía alternativa ruta 38, que recomiendo seguir para vivenciar una auténtica expresión colectiva de educación ambiental ante la absoluta negación y subestimación del Estado frente a lo que vienen planteando los ciudadanos. Por cierto que no coincido con la cita en el texto sugerido, respecto de la supuesta posición romántica, ahistórica e ingenua de los grupos ecológicos (Rivarosa, 1996, 191).

Finalmente, sobre la existencia de documentos oficiales de Córdoba sobre la EA, comparto los siguientes aunque reiterando que son muy hermosos en el papel aunque su impacto real es prácticamente inexistente.

secretariadeambiente.cba.gov.ar/…/educacion-ambiental

Ley_9870.pdf (infd.edu.ar) 

(artículo 4)

Saludos cordiales